viernes, enero 23, 2009

HABLANDO DE MI

Extraño una tarde de silencio,
donde pueda a través de mi ventana mirar el mundo pasando lentamente;
extraño el no pensar y a su vez decir que solo estaba soñando despierta, y sonreír por el simple hecho de estar de holgazana;
Extraño una buena conversación después de la cena, y tener la energía de hablar por horas sin tener que bostezar o quejarme si me duelen las piernas por haber permanecido de pie tantas horas, o que la cabeza me estalla sólo por tener la costumbre de sentir el martillar en mis sienes;
No recuerdo cuándo fue la última vez que reí con ganas hasta que el dolor en la panza es insoportable, que tienes que doblarte para soportar ese calambre, y con una mano limpiarte el rostro de las lágrimas que la risa provocaron.
O quedarme despierta hasta casi el amanecer, mirando tele, o alguna película y darme vueltas en la cama sabiendo que al día siguiente tendré todo el tiempo para recuperar el sueño perdido.
Extraño el caminar sin tener que contar cada paso,
Extraño el escribir lo que me inspira, lo que admiro, lo que siento.

Si,
es uno de esos días en los cuales la lluvia no ayuda con el mal humor y cansancio que tengo,
uno de esos días en los que tengo ganas de renegar hasta por el café amargo y frío en mi taza,
uno de esos días en los que quiero pensar que existo, pero cuando me doy cuenta de ello soy una queja enorme, entonces prefiero abandonarme en el limbo, hacer las cosas por inercia, mirarme al espejo enojarme con esa imagen, apuntarme con el dedo y decirme TONTA,
ya basta!!!



Am cranky so what!

7 comentarios:

Cecy dijo...

Esos días, nos ayudan a disfrutar de los otros, cuando todo parece estar bien.

Que suerte es poder ver este día tuyo, porque se avecinan mejores.

Besos.

Chela dijo...

Aquí acabamos de tener una tempestad invernal:vientoñ, lluvia, frio...y anuncian otra vez mal tiempo para mañana.

Estoy en casa como tu, abandonada a los pensamientos, "colgada del ciberespacio" haciendo visitas...Estos días hacen añorar los días de sol,de luz, de emociones, pero creo que es bueno también estar replegado sobre uno mismo aunque solo sea para meditar y aprender a discernir.

Que pronto entre un rayo de sol por esa ventana, llenando de luz la habitación.

Un fuerte abrazo.

Paty dijo...

Ufff pareciera que lo he escrito yo...me pasa lo mismo y de todo lo que dijiste creo que lo que mas extraño es eso de reirse hasta dolerte el estomago, o una buena charla sin necesidad de caerte dormida o ser interrumpida..

RECOMENZAR dijo...

Extraño lo que no extraño y cuando dejo de hacerlo comienzo a volar de nuevo
Abrazos

Paqui dijo...

Querida Nancy, pase a saludarte. Tengo el ordenador bastante mal y con poco tiempo pero no me olvido de l@s buen@s amig@s.
Te deseo todo lo mejor y piensa que "espués de una tempestad, vuelve la calma".
Un besito

BETTINA PERRONI dijo...

Curiosamente he tenido muchos días de esos... quisiera llenar mi horario con actividades que me hagan escapar de ese estado inerte...

Pero sabes?, como son de necesarios los momentos de introspección.

Bonito fin de semana

Miguel dijo...

Te entiendo, yo también ando con esos días desde hace unos 2 meses largos ya. Pero lo mio no es porque no tenga tiempos, el tiempo me sobra, más de lo que yo quisiera que me sobre. El 2008 me llenó de fracasos y pérdidas y la verdad que si bien me he repuesto todavía siento coletazos que me joden. Aún hoy mismo recibí el último.
En fin. Todo pasa, ya lo sabemos, solo que hasta saberlo pesa.

Te mando un beso baby.